Dos nuevas especies de dinosaurios cornudos

Publicado por Francisco Gil Gonzalez | jueves, 23 de septiembre de 2010


Print

El cráneo del UtahceratopsInvestigadores de la Universidad de Utah, en Estados Unidos, han localizado dos nuevas especies de dinosaurios cornudos en el monumento nacional Grand Staircase-Escalante, una formación rocosa al sur de este estado. Ambos saurópodos habitaron en el llamado 'continente perdido' de Laramide, formado cuando un mar poco profundo inundó la región central de Norteamérica, aislando las porciones del este y el oeste del continente durante millones de años en el último período cretáceo.

Ambos eran parientes cercanos de los triceratops y uno de ellos es el dinosaurio con más cuernos que se ha encontrado hasta el momento. Se trata del Kosmoceratops richardsoni, un gigante herbívoro que medía cinco metros de largo y pesaba casi tres toneladas. Lo más característico era su enorme cabeza ornada con 15 astas, una muy larga sobre la nariz, una sobre cada ojo, otras dos en los carrillos y diez en la parte posterior del cráneo.

La otra especie nueva es Utahceratops gettyi, que lucía un gran cuerno sobre la nariz y dos a cada lado de la cabeza. Medía dos metros de alto y podía llegar a pesar cuatro toneladas. "Era como un rinoceronte gigante con un cráneo ridículamente enorme", explica Mark Loewen, uno de los paleontólogos del Museo de Historia Natural de Utah que descubrió los fósiles de ambos gigantes. Los restos aparecieron al sur del estado de Utah, en una zona que formó parte de una isla llamada Laramidia durante 27 millones de años antes de pasar a formar parte de Norteamérica. Los expertos creen que ambas bestias, descritas hoy en PLoS ONE, no usaban los pitones para defenderse de sus predadores, sino para alardear ante las hembras y conseguir aparearse con ellas.

Los fósiles se descubrieron en un paraje que es el monumento nacional más grande de todo Estados Unidos, con 770.000 hectáreas de extensión. Durante la mayor parte del Cretácico tardío, el mar inundó las partes bajas de las plataformas continentales, lo que hizo que en Norteamérica surgiera un mar caliente que dividió las tierras del este y el oeste, llamadas Appalachia y Laramide, respectivamente. De la primera se sabe poco, pero en lo que fue Laramide hay un gran registro fósil de dinosaurios, en una franja que va desde Alaska a México.

Por aquel entonces, el mundo era mucho más caliente que el actual, así que los 'Utahceratops' y los 'Kosmoceratops' vivieron en un ambiente cenagoso subtropical, a unos 100 kilómetros del mar. Fue en los años 60 cuando los paleontólogos detectaron que había los mismos grupos de dinosaurios en esta tierra emergida, pero con especies diferentes en el norte y el sur.

Este 'provincialismo' de los dinosaurios era desconcertante, sobre todo al comparar los gigantescos cuerpos de la mayoría de los dinosaurios con las diminutas dimensiones de los de Laramide. Actualmente, hay sólo cinco grandes mamíferos en África, pero hace 76 millones de años pudo haber más de dos docenas de dinosaurios gigantes que vivieran en un pedazo de tierra emergía muy pequeño.

Para Loewen era una incógnita cómo podían convivir en un espacio tan diminuto. Una posibilidad es que hubiera mucho alimento y otra que comieran poco (como los cocodrilos de la actualidad). Fuera cual fuera la razón de su elevada población, lo que parece claro es que había alguna barrera entre Utah y Colorado que limitaba el intercambio de especies, como una cordillera, y por ello eran diferentes.


Etiquetas: |

Si te gusta este articulo, unelo a tus favoritos

Stumble
Delicious
Technorati
Twitter
Facebook

0 comentarios en "Dos nuevas especies de dinosaurios cornudos"

Publicar un comentario

Deja tus opiniones y comentarios aquí!

C.C. 2,5 Noticias Dino | Template Designed by Jake F. Ilac | FRONTPAGE