ARTICULOS ESPECIALES

Ultimos Posts

Dinosaurios de hace 190 millones de años poseían instintos maternales

Profesor Robert Reisz, de la Universidad de Toronto
Un grupo de investigadores ha establecido que dinosaurios que existieron hace 190 millones de años tenían complejos instintos maternales similares a los de aves o reptiles modernos gracias a un conjunto de nidos fosilizados localizado en Sudáfrica.

El estudio, divulgado en la revista médica "Proceedings of the National Academy of Sciences" (PNAS), muestra que incluso en los primeros momentos de la existencia de los dinosaurios, ejemplares de la especie Massospondylus ponían sus huevos de forma comunitaria en un mismo lugar generación tras generación.

"Ahora podemos argumentar que tenemos evidencia no sólo de que el yacimiento es el centro de nidos de dinosaurio más antiguo del mundo sino el centro de nidos más antiguo de cualquier vertebrado terrestre", afirmó hoy el profesor Robert Reisz, de la Universidad de Toronto, durante la presentación del estudio en el Museo Real de Ontario en Toronto.

Además, como explicó Reisz a Efe, cuando rompían los huevos, los Massospondylus permanecían en el nido por lo menos hasta que duplicaban su tamaño.

Según explicó el científico, el comportamiento de esos primitivos dinosaurios, que vivieron hace 190 millones de años en lo que hoy es el Parque Nacional Golden Gate Highlands de Sudáfrica, sería muy similar al nacer al de algunas especies modernas de aves o reptiles.

"Hemos sido capaces de ver que todos los huevos están puestos en una sola capa, que es algo que hacen las aves. Pero estos dinosaurios no se sentaban encima de los huevos, como hacen las aves", explicó Reisz.

Ahora, añadió, "por primera vez estos dos elementos están separados: poner huevos en una sola capa y sentarse encima de ellos no están relacionados, evolucionaron de forma separada".

Según Reisz, hasta ahora sólo se tenía constancia de un comportamiento reproductivo similar entre dinosaurios en las etapas finales de su existencia sobre la Tierra, hace unos 65 ó 70 millones de años por lo que el hallazgo retrasa en más de 120 millones de años estos instintos.

El científico y su equipo también han hallado las huellas de pies y manos que dejaron en el barro algunos de los Massopondylus según rompían la cáscara del huevo y empezaban a aventurarse en el mundo.

"Esto significa que estos animales caminaban inicialmente con sus cuatro extremidades. Pero los adultos eran bípedos. Sólo conocemos otra especia animal que empieza su existencia como cuadrúpedo y termina como bípedo y son los humanos", afirmó.

El yacimiento sudafricano puede convertirse en un increíble "diario" del proceso reproductivo de los dinosaurios gracias a la colección de huevos y embriones que contiene.

"Tenemos una gran cantidad de material embrionario para estudiar. Esperamos conseguir lo que llamamos 'embriología de dinosaurios', algo que todavía no se ha hecho: ver cómo los animales crecen en el interior del huevo. Esto es tremendamente apasionante", dijo Reisz.

Agregó que "gracias a que tenemos embriones juveniles, otros más avanzados e incluso algunos que estaban a punto de salir del cascarón, esperamos ver el crecimiento del embrión dentro del huevo. También recientemente recuperamos uno que acaba de salir del huevo".

"Así que ahora podemos estudiar los esqueletos y ver cómo cambiaban durante su vida embrionaria e inmediatamente después", subrayó Reisz.

EFE

» Leer mas

Grandes dinosaurios herbívoros habitaban la Antártida

Grandes dinosaurios herbívoros habitaban la Antártida
La presencia de grandes dinosaurios herbívoros ha sido registrada por primera vez en la Antártida. Hasta ahora, los restos de saurópodos -una de las especies más extendidas de dinosaurios herbívoros- habían sido recuperado de todas las masas continentales, excepto en el continente helado.

El doctor Ignacio Alejandro Cerda, del CONICET en Argentina, y su equipo de identificación de restos de dinosaurios saurópodos sugiere que los titanosaurios avanzados (comedores de plantas) alcanzaron una distribución mundial, al menos durante el Cretácico superior. Su trabajo ha sido publicado en línea en la revista de The Science of Nature.

Los saurópodos son el segundo grupo más diverso de dinosaurios, con más de 150 especies reconocidas. Incluye los mayores vertebrados terrestres que jamás haya existido. Aunque muchos restos de saurópodos se han descubierto en América del Norte y del Sur, África, Asia, Australia y Europa, no existía un registro anterior de saurópsido en la Antártida.

Otros importantes descubrimientos de dinosaurios han tenido lugar en la Antártida en los últimos veinte años, principalmente en la Cuenca Ross. Cerdá y sus colegas han reportado el primer hallazgo de un dinosaurio saurópodo en este continente y proporcionado una descripción detallada de un pedazo incompleto de la vértebra de la cola, recuperada en la isla James Ross. El tamaño y la morfología específica de la muestra, incluyendo su bola distintiva, llevan a los autores a identificar un titanosaurio avanzado.

Estos titanosaurios se originaron durante el Cretácico Temprano, y son el grupo predominante de los dinosaurios saurópodos hasta la extinción de todos los dinosaurios no-aves al final del Cretácico. A pesar de que fue una de las especies más extendidas y exitosas de dinosaurios saurópodos, su origen y dispersión no se entienden completamente.

Los autores concluyen: "Nuestro descubrimiento, y el correspondiente informe, de estos restos de dinosaurio saurópodo en la Antártida mejoran nuestro conocimiento actual de las especies de dinosaurios durante el Cretácico Tardío en el continente". El período cretácico se extendió desde 99,6 hasta 65,5 millones de años, y terminó con la extinción de los dinosaurios.

EUROPA PRESS

» Leer mas

Descubren en un museo una nueva especie de dinosaurio astado

Foto: DMITRY BOGDANOV, COURTESY OF RAYMOND M. ALF MUSEUM
Una nueva especie de dinosaurio con cuernos ha sido presentada por un equipo internacional de científicos dirigido por el personal del Alf Museum, nada menos que 95 años después del descubrimiento inicial de sus fósiles. El animal, llamado Spinops sternbergorum, vivió hace aproximadamente 76 millones de años en el sur de Alberta, Canadá.

Spinops era un herbívoro que pesaba alrededor de dos toneladas, un primo pequeño del Triceratops. Su aspecto presentaba un gran cuerno único proyectado desde la parte superior de la nariz, junto a dos largas astas orientadas hacía atrás desde un volante óseo, así como dos ganchos curvos hacia adelante. Estas estructuras únicas distinguen a Spinops del resto de dinosaurios con cuernos.

"Me sorprendió saber la historia detrás de estas muestras, y la forma en qué pasaron tanto tiempo sin ser sometidas a estudio", dijo Andrew Farke, conservador en el Museo Raymond M. Alf de Paleontología, y autor principal del estudio. "Este animal es una adición importante para nuestra comprensión de la diversidad de los dinosaurios con cuernos y la evolución", continuó Farke.

Partes de los cráneos de al menos dos Spinops fueron descubiertos en 1916 por Charles H. y Levi Sternberg. Los Sternberg reconocieron que su hallazgo representaba una nueva especie y enviaron los fósiles al Museo de Historia Natural, en Londres. Sin embargo, los fósiles fueron considerados demasiado rudimentarios para la exposición, y por lo tanto fueron dejados de lado durante décadas. No fue sino hasta que Farke y sus colegas reconocieron la importancia de los fósiles, cuando éstos fueron limpiados para su estudio.

"Este estudio resalta la importancia de las colecciones de los museos para la comprensión de la historia de nuestro planeta", comentó Farke. "Mis colegas y yo nos quedamos agradablemente sorprendidos al encontrar estos fósiles en el museo, y aún más sorprendidos cuando se determinó que eran de una especie previamente desconocida de dinosaurio."

Aunque la cara del Spinops es similar a sus parientes Centrosaurus y Styracosaurus, la singular anatomía del volante del cuello óseo da una idea de los científicos de la forma en que esta estructura evolucionó. En particular, los fósiles de Spinops aclaran la identificación de los puntos largos del volante común en algunos dinosaurios con cuernos.

Anteriormente, los científicos habían deducido que estos picos evolucionaron sólo una vez en el grupo. Un estudio cuidadoso de Spinops, sin embargo, sugiere que sus picos se encuentran en una posición diferente de la observada en la mayoría de otros dinosaurios con cuernos, lo que implica que las estructuras evolucionaron de forma independiente.

EUROPA PRESS

» Leer mas

El dinosaurio Carnotaurus era mucho más rápido y mortífero

El dinosaurio Carnotaurus era mucho más rápido y mortífero
El dinosaurio carnívoro "Carnotaurus" que habitaba en América del Sur era una especie mucho más mortífera de lo que se creía, según las últimas investigaciones de un científico de la Universidad de Alberta, en Canadá.

El Carnotaurus era un depredador de siete metros de largo con una cola muy grande y musculosa que, según el investigador de postgrado de esa universidad canadiense Scott Persons, lo convirtió en uno de los cazadores más rápidos de su tiempo.

Un examen detallado de los huesos de la cola del Carnotaurus mostró que su músculo caudofemoralis tenía un tendón que se unía a los huesos del muslo.

La flexión de este juego muscular de las piernas hacia atrás le daba al Carnotaurus más potencia y velocidad en cada paso.

En una investigación anterior, Persons encontró una flexión similar a la de la cola en los músculos de la cara, como el emblemático depredador Tyrannosaurus rex.

Hasta el descubrimiento de Persons, los investigadores de dinosaurios creían que la enorme cola del T. rex era simplemente un contrapeso a su gran cabeza.

El examen que Persons realizó de la cola del Carnotaurus muestra que a lo largo de ella tenía unos huesos similares a pares de costillas que se entrelazaban con la siguiente pareja en línea.

A través de computadoras 3D, Persons recreó los músculos de la cola del Carnotaurus. El investigador descubrió que esas costillas de la cola eran el apoyo de un gran músculo caudofemoralis.

Sin embargo, Persons advierte de que la fuerza y la rapidez del Carnotaurus se manifestaban en línea recta, ya que la estructura de los huesos daba a la cola mucha rigidez, lo que le dificultaría hacer giros con velocidad.

Esta especie de dinosaurio Carnotaurus tenía el músculo caudofemoralis más grande de todos los animales conocidos, vivos o extinguidos.

EFE

» Leer mas

El dinosaurio mejor conservado de Europa

El dinosaurio mejor conservado de Europa
Un equipo científico internacional ha anunciado el descubrimiento en Alemania del dinosaurio mejor conservado de Europa, el fósil de una cría de un año de 72 centímetros de una especie bípeda carnívora que vivió hace 135 millones de años.

El hallazgo es una "sensación científica", ya que las crías de dinosaurio son extremadamente raras y en este ejemplar se han encontrado restos de piel e incluso de algo parecido al pelo, aseguró Oliver Rauhut, comisario de la Colección de Paleontología y Geología de Baviera y jefe del equipo.

En la excavación de la ciudad de Kelheim (Sur de Alemania) este equipo científico ha logrado recuperar el 98% del cuerpo de este dinosaurio fosilizado, cuando otros hallazgos paleontológicos considerados muy completos apenas llegan al 80%. El dinosaurio encontrado pertenece a una especie sin nombre del suborden de los terópodos (Theropoda), igual que el conocido y temible tiranosaurio.

Los ejemplares de este suborden vivieron desde el Triásico superior hasta el Cretácico superior (entre hace 228 y hace 65 millones de años) y se caracterizaban por su alimentación carnívora y su forma bípeda de desplazamiento.

A pesar de que los terópodos se extendieron por todos los continentes, hasta el momento los científicos han encontrado escasos restos fósiles completos de la especie. Los trabajos del equipo de paleontólogos han durado cerca de dos años y Rauhut espera preservar en Alemania el cuerpo fosilizado de este dinosaurio.

EFE

» Leer mas

Un peligroso velocirraptor con una pata herida



Recreación artística de 'Talos sampsoni'.  Jorge Gonzales
Fósiles hallados recientemente en un rico yacimiento de Utah (EE UU) han permitido identificar un nuevo dinosaurio del mismo grupo del velocirraptor que habitaba el continente de Laramidia (ahora el oeste de América del Norte) en el Cretácico Tardío. El ejemplar hallado muestra una herida antigua en el talón, donde estos dinosaurios tienen una garra que les da la imagen de agresividad por la que son conocidos.

En la pata izquierda del esqueleto hallado los científicos observaron una deformación que pensaron que derivaba de una antigua fractura o mordisco. Para confirmarlo realizaron un estudio con un escáner médico y vieron que el daño se limitaba al dedo del pie que tiene la garra, que sufrió después una infección. Sin embargo, el animal sobrevivió un largo periodo después de la herida. "Se ha pensado que los dinosaurios raptores utilizaban el talón del pie para luchar con miembros de su misma especie o defenderse de ataques", indica Lindsay Zanno, que ha dirigido la investigación, cuyos resultados se publican en Plos One. "Nuestra interpretación apoya la idea de que estos animales utilizaban esa parte de la anatomía de forma arriesgada".

'Talos sampsoni' es el primer terópodo trodóntido encontrado en América del Norte en los últimos 75 años. Algunos miembros de este género figuran entre los dinosaurios más pequeños. Son considerados también unos animales muy astutos e inteligentes. Casi todos los fósiles encontrados hasta ahora estaban en Asia y 'Talos sampsoni' constituye la tercera especie hallada en Norte América del Cretácico tardío, según explican los investigadores que firman este estudio. El primero que se desenterró en América del Norte fue bautizado como 'Troodon'. 'Talos sampsoni' no es ni el trodóntido más grande ni el más pequeño de los desenterrados hasta ahora. Su esqueleto indica que era mucho más pequeño y esbelto que su primo 'Troodon'.

El nombre griego con el que ha sido bautizado hace referencia tanto a su privilegiada naturaleza como a su condición de animal lesionado. El término 'Talos' proviene de la mitología griega y hace referencia al guardián de Creta, el gigante de bronce que ahuyentaba a los barcos invasores lanzándoles piedras. Era representado con alas y de él se decía que daba tres vueltas diarias a la isla. Su tobillo era su punto débil. La leyenda griega dice que murió cuando le quitaron el clavo de su tobillo que evitaba que se desangrara. El nuevo dinosaurio descubierto en EEUU también tenía plumas, debió ser un excelente corredor y resultó herido en una pata. Por otro lado, con el término 'sampsoni' los investigadores han querido homenajear al doctor Scott Sampson, investigador de la Universidad de Utah.

Zanno y su equipo barajan varias hipótesis sobre el origen de la lesión. Creen que 'Talos sampsoni' pudo sufrir una fractura en su pata o bien fue mordido por otro animal. Asimismo, señalan que la herida se infectó posteriormente y que el dinosaurio debió vivir con su pata lesionada durante bastante tiempo.

» Leer mas

Rastros de dinosaurios polares en Australia

Rastros de dinosaurios polares en Australia. ANTHONY MARTIN
Los dinosaurios colonizaron todo el planeta durante el Cretácico, e incluso llegaron a la Antártida y otras zonas del hemisferio sur, donde se han encontrado algunos fósiles, cuando el ecosistema era más cálido que ahora. Un equipo de paleontólogos de la Universidad de Emory (Estados Unidos) ha encontrado más de 20 rastros de huellas muy bien conservados que aportan nuevas pistas.

Las huellas fueron encontradas por el paleontólogo Anthony Martin, un experto buscador de rastros, huevos y refugios de estos animales, el pasado 14 de junio, en unas rocas sedimentarias de la costa de Victoria, la remota playa de Milanesia, dentro del Parque Nacional Otways (Australia).

La zona costera donde se han encontrado las huellas estaba en aquella época unida a la Antártida y los dinosaurios vagaban en la prolongada oscuridad polar invernal. La temperatura media de la Tierra era entonces superior a la actual y el deshielo primaveral provocaría inundaciones en los valles. En opinión de Martin, las huellas que ha encontrado las dejaron los dinosaurios durante el verano, porque en invierno el terreno habría estado congelado.

Los rastros, que se presentan en la revista Alcheringa, son la mayor y mejor colección de huellas de dinosaurios polares que se han descubierto en el hemisferio Sur, según los expertos de la Universidad de Emory. En esa misma zona de habían encontrado ya excelentes fósiles de dinosaurios polares, pero muy pocas icnitas (Martin encontró, en 2006, el primer rastro de dinosaurios carnívoros de la zona).

» Leer mas

C.C. 2,5 Noticias Dino | Template Designed by Jake F. Ilac | FRONTPAGE